Αρχείο

Powered by mod LCA

Η σελίδα αυτή συγκεντρώνει εν είδει αρχείου διάφορες σκέψεις για τη δύσκολη κατάσταση που βιώνει η Ελλάδα, τις οποίες έχω δημοσιεύσει τον τελευταίο καιρό καθώς συνέβαιναν τα γεγονότα. Πηγάζουν από την Αθήνα, από την καθημερινή επαφή με τους δρόμους, με την αυθαιρεσία, με το ψεύδος, με την παθητικότητα, με την αμηχανία και με την αδικία. Ευτυχώς, βρήκαν απήχηση σε αμέτρητες γωνιές του κυβερνοχώρου, πέρασαν από blog σε blog, έφτασαν και στα «επίσημα» μέσα και ενίοτε επιστέφουν με τη μορφή σύντομων μηνυμάτων για να μου δώσουν τη μεγαλύτερη χαρά που μπορεί να δεχθεί όποιος διατυπώνει γραπτώς μια σκέψη: αυτή του να μάθει πως υπάρχει κάποιος, κάπου, που χαίρεται να τη διαβάσει. Όλες αυτές οι μαρτυρίες –όσες με ενθαρρύνουν και όσες με κατακρίνουν– με έχουν βοηθήσει στην καλύτερη κατανόηση του κόσμου όπου ζούμε. Για αυτό αξίζει τον κόπο να γράφεις.

 



 

 

Την ευγνωμοσύνη
μου στην εφημερίδα
La Nueva España ,
στον ιστότοπο
La Pasión Griega
και σε όσους δίνουν
φτερά στη φωνή μου.

Si Grecia fuese un país del Tercer Mundo, sus “acreedores”, tirando de manual, habrían impuesto ya una dictadura: un gobierno tiránico que restableciese por la fuerza el orden público, ejecutase sus directrices políticas y velase por sus intereses económicos. Pero como una dictadura así no es compatible con la Unión Europea –al menos en las formas–, los “acreedores” han tenido que limitarse a “lo más parecido dentro de las apariencias democráticas”: un gobierno “de conveniencia”, no constituido a través de elecciones, que no representa la soberanía popular, y que, declaradamente, tiene como única misión aplicar a pies juntillas el plan diseñado por Merkel, Sarkozy y la Autoridad Bancaria Europea en la Cumbre de Bruselas del pasado 26 de Octubre. Para alcanzar el éxito, el “nuevo gobierno” cuenta con la presidencia de un tecnócrata banquero, Loukas Papadimos –ex-gobernador del Banco de Grecia y ex-vicepresidente de Banco Central Europeo–, así como con la supervisión general del cabeza del “task-force” de la Comisión Europea, el alemán Horst Reichenbach, y sus más de 300 supervisores europeos repartidos por la administración griega para velar por el riguroso cumplimiento de los objetivos del plan de rescate. He aquí el nuevo gobierno.

 

Como era de esperar, el otoño caliente de Grecia sigue suscitando la expectación general. El interés de los distintos medios en informar del tema llena el aire continuas noticias, testimonios y análisis, que, de forma espontánea, alimentan tanto la falacia como la verdad. Mientras tanto, los datos importantes permanecen a menudo ocultos, deliberadamente ocultos, ajenos a la consideración de quienes vociferan argumentos superficiales o se enzarzan en rebatir o condenar “la merecida suerte” de los griegos.

Hace una semana, cuando Papandreou volvía sonriendo de Bruselas con la propuesta de recorte de la deuda debajo del brazo, el vicepresidente Venizelos dejó correr la voz de que dicha propuesta no sería aprobada con menos de 180 votos de los 300 diputados que forman el congreso. Fue un golpe de efecto para instar a los parlamentarios a posicionarse frente a una línea de actuación política cada vez con más críticas –incluso dentro de las filas del Pasok– y conseguir así un mayor apoyo para seguir avanzando en la misma onerosa dirección. Hace dos días, sin embargo, mientras Venizelos se recuperaba en una clínica de un agudo ataque de estrés, Papandreou desató el revuelo general con la inesperada propuesta de convocar un referéndum. Aunque sé que no era ésta su intención, a muchos nos ha dado una alegría y voy a tratar de explicar por qué.

 

Pedro Olalla reflexiona desde Atenas sobre la situación que vive Grecia entendida en un contexto global (audio: español, subtítulos: inglés y español)



Ο Πέδρο Ολάγια μιλάει από την Αθήνα για την κατάσταση που βιώνει η Ελλάδα υπό ένα οικουμενικό πρίσμα (ισπανικά, με ελληνικούς ιπότιτλους)

viral
  +600.000

FaLang translation system by Faboba

Copyright © Pedro Olalla 2016

Web Hosting and Design by web+